La importancia de la siesta

La siesta después del almuerzo está ganando más aceptación dentro del mundo del trabajo. En los países desarrollados como los Estados Unidos o Japón, las empresas ya acondicionan espacios para que los empleados duerman al menos una media hora. O se abren también lugares cerca de las oficinas para ir a echarse un sueñito acompañado de masajes.

En Francia, la autoridad sanitaria ya realzó los beneficios de una siesta para rendir mejor. La nueva tendencia se basa en estudios científicos. Entre 20 y 30 minutos de reposo son suficientes para reponer energía y mejorar el rendimiento durante el resto del día. Es lo recomendable para personas que tienen actividades con horarios extensos, en todas las edades.

En los Estados Unidos, un porcentaje aproximado del 34% de los trabajadores ya tienen permitido tomarse un recreo para ir a descansar. El 16% cuenta con lugares específicos para dormir dentro de su lugar de trabajo, según reveló una encuesta de la Fundación Nacional del Sueño de los Estados Unidos en la que participaron 1.000 adultos que trabajan 30 horas semanales como mínimo.

Como contrapartida, la misma encuesta indicó que aumentó el tiempo promedio de trabajo por día: es de 9 horas y 28 minutos.

Deja un comentario