El tenis se ha convertido en una obra de arte

El arte es el mejor medio de expresión del ser humano y así lo ha sido desde sus inicios, ahora bien, con el paso del tiempo ha evolucionado y se ha transformado, generando nuevas tendencias. En la actualidad, los artistas cuentan con diversas plataformas para expresarse y los medios que pueden emplear son casi inagotables.

Esto ha permitido que surjan propuestas realmente innovadoras e interesantes que reflejan incluso, muchos aspectos de la sociedad de hoy. Así lo ha hecho el artista estadounidense Asad Raza en su más reciente exhibición, la cual se denomina Sin título (trama para el diálogo).

La exposición tiene lugar en la iglesia de San Paolo Converso de Milán, la cual dejó de ser consagrada en 1808 por decreto de Napoleón, así que sus espacios son utilizados con otros fines, incluso funciona como un estudio de arquitectura, mientras que en el pasado fue una sala de conciertos de música sacra y hasta un estudio de grabación visitado por la cantante de ópera María Callas.

En esta ocasión, el artista ocupó la nave central de la iglesia, allí instaló una pista de tenis, la cual está rodeada de diversas obras escultóricas, cabe destacar, que los frescos originales de la iglesia están cubiertos con una malla para su conservación y protección.

Los espectadores pueden participar y jugar, convirtiéndose en parte de la obra. Una vez ingresan a la sala, son recibidos por un técnico quien les hace entrega de raquetas y bolas y les brinda instrucciones con respecto a cómo jugar.

Raza comenta que su muestra se trata del tenis convertido en arte, lo ve como un camino para lograr la relajación y meditar, así que su obra fue concebida para hacer una reflexión sobre la importancia y la necesidad de las actividades recreativas, especialmente en la sociedad actual que se enfoca principalmente en las actividades laborales.

Deja un comentario