Decora tus espacios con grullas de papel

El origami o papiroflexia es una hermosa tradición, se trata de tomar pedazos de papel y plegarlo o hacer diversos dobleces hasta lograr hacer una figura específica, sin tener que hacer cortes o usar pegamento. Los motivos son infinitos, los favoritos suelen ser flores y animales como mariposas y especialmente las grullas, además de pueden hacer de diversos tamaños.

En suma, esta actividad es muy relajante y liberadora, permite poner en práctica la creatividad, incluso existe un leyenda japonesa que afirma que si se hacen mil grullas, los deseos más anhelados pueden hacerse realidad. En esta ocasión, se puede usar el origami y las grullas para otros fines, pues resultan fantásticas para la decoración.

Al respecto, hay muchísimas ideas, solo queda dejar el espacio libre a la creatividad y a la invención, una de las opciones más comunes es hacer varias y suspenderlas, es decir, se puede hacer un móvil, este es perfecto para adornar las habitaciones de los niños, pero en alguna área de lectura, descanso y hasta en terrazas se ven maravillosos.

En este caso se pueden incorporar elementos de metal o madera que permitan guindarlas o ubicarlas en el espacio deseado. Estas grullas de papel también van perfectas para alguna oficina, se pueden emplear varias de ellas y de colores distintos para armonizar alguna vitrina.

Incluso, hay algunas ideas un poco más particulares, se pueden poner dentro de floreros o en plafones de lámparas transparentes y así dar un toque sutil y de excelente gusto. Para los eventos, estas grullas de papel también funcionan a la perfección.

Por ejemplo, en los baby showers se ven espectaculares, se pueden usar como centros de mesa, en bodas también van muy bien, se puede sacar el mejor provecho poniéndolas para identificar las mesas o se pueden hacer miles y formar una cortina decorativa.

Deja un comentario