Cómo financiarte para llegar a fin de mes

Un patrón muy común en la sociedad actual es la preocupación de llegar al final del mes y que los ingresos no alcancen. Muchas personas sin importar si reciben sus pagos de forma quincenal o mensual, ven realmente complicadas sus cuentas porque no les alcanza el dinero, hasta que reciban la siguiente cancelación de su salario.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, el hecho de que los ingresos alcancen para todo el mes, no tiene que ver solo con la cantidad de dinero, también se relaciona con la forma en que ese dinero es usado.

Así que para llegar al final del mes y aun tener dinero, hay una serie de pasos o consejos muy útiles, pues se trata de poder cubrir las necesidades básicas, pero también tener la oportunidad de acceder a actividades que sean del disfrute personal y así lograr un equilibrio que contribuya a la calidad de vida, estas recomendaciones son:

Estudiar y dividir el presupuesto: se puede reservar el 70% para gastos de vivienda, transporte, educación y salud y el 30% para cancelar deudas, para el ahorro y el entretenimiento.

Hacer control de las deudas: es normal dejarse llevar por las promociones y los descuentos, estos hacen que las tarjetas de crédito se sobrecarguen, pero es vital ser sensato y evitar estos gastos. Lo más recomendable, es asegurarse de que la suma de todas las cuotas a cancelar, no superen el 30% de los ingresos. Es decir, disminuir los gastos y no adquirir productos innecesarios.

Incluso, se puede tomar esta medida, aunque un tanto rígida es muy beneficiosa, consiste en hacer las cuentas de gastos de transporte y alimentación y salir a la calle solo con esa suma de dinero, para administrar de forma correcta y evitar gastos redundantes.

Reservar dinero para situaciones imprevistas: nada mejor que contar con alguna cantidad de dinero, para poder responder a un gasto repentino, por ejemplo la reparación del auto o una necesidad médica. Se aconseja reservar el 10% del ingreso mensual, si no se utiliza se guarda para el mes siguiente.

No obstante, en caso de no poder hacer esta reserva, los créditos rápidos resultan idóneos, pues representan un excelente conjunto de ventajas, para acceder a estos, va muy bien acudir a https://www.wonga.es/

Promover el ahorro: aunque parezca complejo, es posible lograrlo, consiste en establecer una meta mensual, puede ser el 2%, 5% o lo que se pueda. Hay una popular frase que dice pagarse a sí mismo, es decir reservar una cantidad como si de pagar algún servicio se tratara. Al mismo tiempo, este dinero se debe poner donde no se pueda usar, ya sea a plazo fijo o en una cuenta bancaria extra.

Economizar: a la hora de adquirir los productos básicos o de primera necesidad, es muy útil apostar por los productos que sean más accesibles al bolsillo, hacer uso de las ofertas y descuentos.

Buscar dinero extra: se trata de aprovechar los talentos, realizar trabajos extra o incluso vender lo que no se usa.

Deja un comentario