El ocio tecnológico copa la escena moderna

Los paseos al aire libre, la vista a los parques y monumentos naturales y la organización de compromisos deportivos amistosos en la calle, han pasado a un segundo plano, en estos tiempos dominados por la presencia de las nuevas tecnologías.

Así como las herramientas modernas han ayudado a mejorar la calidad de vida de las sociedades, también están incidiendo en la manera en cómo los niños y jóvenes plantean divertirse en sus ratos libres.

Así las cosas, en la actualidad los infantes han cambiado los balones y las muñecas, por tablets y equipos de computación; los jóvenes han dejado de ir a las canchas ya que prefieren reunirse en casa y participar de un torneo virtual de deportes de combate o de un campeonato de fútbol en la consola de vídeo.

Atención con esto

Si bien se trata de acciones que no los conduce por malos hábitos, los padres deben ser vigilantes para que el ocio tecnológico no abrume la vida de sus hijos, bien sea que estén en edad escolar o adolescente.

La constante manipulación de estos artefactos electrónicos genera en sus usuarios, fatiga, enfermedades oculares, desgano y hasta una adicción que le impide usar el tiempo en cosas importantes como el estudio o el apoyo en las labores hogareñas.

Además de esto, también puede generar un desapego con la naturaleza, rompiendo cualquier armonía con el medio ambiente, ocasionando una desconexión con una cultura ecologista, que debe imperar en estos momentos en que el planeta necesita de políticas conservacionistas para preservarse en buen estado.

De modo que la salud física y mental pudiera verse algo comprometida, si se les permite un uso exagerado de estos artefactos, por lo tanto, lo más recomendable es buscar el equilibrio junto con otras opciones más tradicionales, para que disfruten sus tiempos libres, de una manera más diversa y saludable.

Deja un comentario