Celulitis, un mal que podemos acabar en un dos por tres

Nos cuidamos de muchas cosas que afean nuestra apariencia física, haciendo una cantidad de sacrificios para lucir siempre bella ante los ojos de nuestros amigos, sin embargo siempre tenemos algo que esconder, que nos avergüenza y nos da pena.

Ese algo que no nos permite ser coquetas y vanidosas a plenitud es la celulitis, la cual se aloja en nuestras piernas afeando nuestro aspecto, pero lo más grave, perjudicando seriamente al autoestima y acomplejándonos ante las demás.

Pero este problema estético lo podemos resolver de manera paulatina, siendo consecuente, honestas y disciplinadas con algunos de los trucos que presentaremos a continuación, con los cuales veremos resultados muy positivos.

Consejos para que la celulitis desaparezca de nuestras piernas

El principal aliado de la celulitis es sin duda la falta de una buena rutina de ejercicios, lo cual se agrava si no tienes la costumbre de alimentarte sanamente; estos son dos de los factores a los que tenemos que enfrentarnos para avanzar.

Debemos empezar por reducir el consumo de la sal, o alimentos que la contengan en demasía, claro no es recomendable eliminarla, más bien lo que te queremos recomendar es que la  sustituyas por sal gruesa o marina, la cual es un poco menos perjudicial.

Las bebidas que consumamos no deberían ser gaseosas, lo que más debes beber es agua en estado natural, preferiblemente empezar el día con al menos un vaso de agua y si le agregas un poco de limón, el proceso de depuración de nuestro organismo naturalmente.

Muchas veces por nuestro trabajo consumimos alimentos de manera rápida, esto no es lo adecuado, lo más correcto es comer despacio, masticando con tranquilidad, pues el alimento al no ser masticado adecuadamente ingresa a nuestro organismo casi entero y entonces no se procesa, alojándose sus componentes en nuestro cuerpo, dando origen a la celulitis.

A todos estos pasos le debes acompañar con unos masajes en la zona donde se acumula la grasa, sobre todo en las piernas, un buen masaje allí con algo de sal gruesa o azúcar con gel o crema de tu uso diario, reactiva las células y la circulación sanguínea.

Deja un comentario