El delantal, una prenda indispensable en la cocina

El delantal, una prenda indispensable en la cocina

El delantal o mandil, es una prenda confeccionada en una gran variedad de materiales según el oficio o trabajo de quien lo use, la finalidad de su uso es cubrir y proteger a la persona, no solo su vestimenta sino también el cuerpo mismo de materiales y sustancias peligrosas manipuladas en el trabajo.

Lo primero que se nos viene a la mente son los delantales de cocina, y es cierto, en toda cocina ya sea dentro del hogar, restaurantes o cocinas industriales su uso se encuentra ampliamente difundido e incluso en muchos casos de obligatorio uso, tanto por el aspecto de higiene como de protección de las ropas, por lo general se fabrican para este uso en textiles fuertes y resistentes.

El uso del delantal no se restringe al área antes mencionada, encontramos su uso en diversas profesiones tales como la enfermería, zapatería, operarios de fundición, radiólogos, camareros, carpinteros entre otros, con lo cual apreciamos lo difundido y utilidad que representa el uso del delantal.

Materiales para la fabricación de delantales

La fabricación de delantales originales emplea materiales tan diversos como los textiles unicolores o con diversos estampados los cuales son los más usados en el arte culinario o labores del hogar, de goma para aquellas personas que trabajan con sustancias químicas peligrosas, aluminizados para la protección contra el calor utilizados en fundiciones, en cuero utilizados por los carpinteros. En fin, dependiendo del uso y necesidad específica será el material usado en su fabricación.

Es así como esta prenda se considera tan utilitaria y con tan diversos usos, para la protección de las personas en muchas facetas del quehacer laboral, sin importar el género del trabajador. Desmitificando el hecho de ser una prenda de uso exclusivo femenino y para tareas del hogar. En definitiva, su uso se encuentra extendido por todo el mundo como sinónimo de protección e higiene.   

Deja un comentario