Mujeres profesionales en Colombia

mujeres profesionales

Las mujeres profesionales en Colombia se han caracterizado por valerse por sí mismas, las cuales realizan trabajos que hasta ahora sólo estaban destinados para los hombres, esto no las hace de menos, por el contrario las enaltece.

En estos tiempos la mujer colombiana el hecho de tener útero representa una maldición, la cual han logrado vencer con valentía y decisión para enfrentar situaciones difíciles, pero el solo hecho de haberse hecho profesionales las fortalece y las hace grandes para enfrentar nuevos retos.

Las mujeres en ese país han incursionado en todas las áreas, incluso hasta en la política,lo que parece cosa del pasado creando unas disyuntivas sobre ser madres o profesionales o atender las dos posiciones el hogar y su trabajo profesional.

Son capaces de atender y encargarse desde un nivel profesional medio hasta ser gerentes de una empresa relacionada con su profesión. Sin embargo hasta ahora su participación en el mercado laboral es limitada, lo que no ocurre en otros países en donde la mujer se destaca en funciones profesionales con libertad.

En Estados Unidos y la Unión Europea, la mujer se desenvuelve con mayor facilidad en el campo laboral, en donde solo tiene que presentar sus credenciales para alcanzar un puesto de trabajo relacionado con su profesión.

A pesar de que se están desempeñando en insertar en el mercado laboral, también atienden su hogar y sus hijos, son un soporte económico que ayuda al sostenimiento del hogar junto con el esposo.

Existen contradicciones notorias entre lo nuevo y las viejas prácticas, si una empresa exige prueba de embarazo para poder contratar por un tiempo determinado a una mujer profesional en alguna de las áreas de la empresa.

Se está trabajando y legislando para que la mujer tenga el puesto que le corresponde como profesional, sobre todo cuando la mujer está en edad reproductiva en donde los hombres también tengan que realizar las labores del hogar y la responsabilidad sea compartida.

En Chile la modalidad es diferente, se ha creado cultura sobre el particular, la mujer que trabaja como profesional en el caso de que salga embarazada le otorga el Estado seis semanas antes del parto y doce semanas después del parto y también el padre goza parte de este permiso permitido y el mismo es acatado por las empresas.

Deja una respuesta