Cachopo, un suculento plato asturiano para deleitarse

cachopo

La comida española cuenta con una muy buena y variada cantidad de platos exquisitos, cada rincón de esa nación europea cuenta con particulares recetas, que son el deleite y por consiguiente el orgullo de cada región, de cada pueblo, pues estas recetas en la mayoría de los casos, pasa de generación en generación e incluso trasciende, no sólo las fronteras internas sino que recorren el mundo. 

Dentro de los platos españoles que tienen presencia en el mundo, están la famosa paella valenciana, los callos a la madrileña, la tortilla española, entre otro que incluso son usados en los más afamados restaurantes y bares del mundo entero como entradas o tapas, para quienes están en estos locales compartiendo. 

Pero más allá, de estos platos que representan la idiosincrasia de los españoles en gran parte del globo terráqueo, se sabe de la existencia de otras exquisiteces gastronómicas ibéricas que son el deleite de propios y extraños, como es el caso del famoso plato asturiano cachopo y aquí te diremos de que se trata y como prepararlo. 

El cachopo asturiano, una delicia al paladar

Es un plato muy sencillo, se trata de filetes de carne de ternera empanados e cuyo interior tienen queso y jamón, siendo este jamón por supuesto el tradicional serrano español, el cual también es conocido en el mundo entero por  exquisito e inigualable sabor; suele ir acompañado de papas o patatas fritas o en puré con arroz blanco.

Este alimento natural de Asturias, se podría decir que es un familiar cercano del reconocido Cordon Bleu, plato de la gastronomía francesa, pues su preparación y los ingredientes que se utilizan en la misma son realmente muy similares.

Se necesita entonces dos filetes de carne, de ternera preferiblemente, 2 huevos, cantidad necesaria de queso y jamón ibérico o serrano, 100 gramos de harina de trigo y de pan rallado, aceite, sal y pimienta. 

Calentar el aceite y una vez caliente verte allí los filetes rellenos con el jamón y el queso, pasados ya por el huevo batido y embadurnados con la harina y el pan rallado; freír por al menos unos 3 minutos por cada lado, escurrirlos y emplatar con las papas y el arroz para servir. 

Deja una respuesta