Cepillado en seco para combatir la celulitis

La celulitis se presenta como una inflamación y afecta en diferentes niveles a la mayoría por no decir todas las mujeres, especialmente en los muslos, glúteos y abdomen. 

Existen variados métodos para combatirla, como el ejercicio frecuente y la alimentación balanceada, que puedes complementar con diferentes técnicas que también resultan efectivas y seguras, entre ellas el cepillado en seco, la cual como su propio nombre lo menciona se enfoca en cepillar la piel seca, por medio de un cepillo de cerdas especiales.

El principio de este procedimiento es que estimulará la circulación sanguínea, lo que te ayudará a tratar y disminuir la celulitis de la zona, además estarás exfoliando tu piel, es decir la renovación celular producto de la suave remoción de las células muertas de la epidermis. 

A su vez contribuye al drenaje linfático, favorece la eliminación de líquidos, mejora la regeneración cutánea, combate las estrías e incrementa la firmeza de la piel.

El momento adecuado depende de las características de la piel, en pieles mixtas lo idóneo es realizar el procedimiento previo al baño, con el fin de eliminar todas las células muertas y restos que han sido removidos. Si tu piel es extremadamente sensible opta por cambiar a un cepillo de cerdas más suaves para evitar daños.

El cepillado debe realizarse en movimiento circulares sobre el área afectada, evitando zonas sensibles como el rostro, cuello o senos, en ellas es mejor utilizar métodos más delicados. Además recuerda lavar tu cepillo semanalmente con agua y jabón para evitar la proliferación de bacterias indeseadas.

La frecuencia e intensidad depende de la tolerancia de tu piel, se trata de un procedimiento progresivo, donde puedes ir aumentando la duración entre 5 y 30 minutos un par de veces por semana, en sesiones que no lleguen a ser molestas o dolorosas.