La bicicleta es uno de los medios de transporte más antiguos y más interesantes. Al mismo tiempo representa una de las mejores oportunidades para tener un óptimo estado de salud, tanto física como mental. 

Andar en bicicleta resulta simplemente beneficioso, de hecho practicar ciclismo tan solo 20 minutos diarios, contribuye a reducir los riesgos de sufrir varias enfermedades. Lo mejor, es que cualquier persona puede andar en bicicleta, ya sea para ir a la escuela o el trabajo o simplemente pasear. Conviene conocer de qué se tratan sus beneficios, estos a continuación.

Fortalece la salud física y mental

Andar en bicicleta ayuda a tener una estupenda forma física, por ejemplo una hora de actividad permite quemar alrededor de 500 calorías, además de controlar el colesterol. También ayuda a evitar el estrés y las preocupaciones.

Mejora el sistema cardiovascular

El ciclismo es de los deportes más recomendados para beneficiar la salud del corazón y los pulmones, diversos estudios señalan que puede reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiacas en un 30%.

Ayuda a tonificar los músculos

Especialmente los músculos de las piernas, los cuádriceps e isquiotibiales. Junto a ello, andar en bicicleta fortalece la zona lumbar y de la columna, con ello se disminuyen las probabilidades de sufrir hernias. También ayuda a reforzar las rodillas  evitar lesiones en ellas, ya que es un deporte de bajo impacto.

Fortalece el sistema inmunológico 

Andar en bicicleta fortalece las defensas del cuerpo, evitando que el cuerpo se vea afectado por distintos padecimientos. En suma, ayuda en la segregación de endorfinas, generando una estupenda sensación de bienestar.

Mejora el sueño

Andar en bicicleta es una gran forma de mejorar los patrones de sueño, ayuda a corregir los problemas para conciliar el sueño. Puede convertirse en la solución ideal para quienes padecen de insomnio y así disfrutar de un descanso reparador.

Fortalece la salud de los intestinos

Cuando se monta en bicicleta, es posible optimizar el movimiento de los intestinos, por ello es de las mejores opciones para combatir el estreñimiento. Con ello, poder evitar el consumo de ciertos medicamentos. 

Protege al medio ambiente

El uso de las bicicletas no genera emisiones contaminantes, tampoco implica contaminación sonora, por ello es de las mejores opciones para contribuir al cuidado del ambiente. Resulta perfecto para ir a cualquier lugar.

Optimiza las relaciones sociales

Andar en bicicleta es una actividad que también se puede hacer en grupo y con amigos, nada más emocionante que organizar una ruta y disfrutarla en compañía de otros, es una oportunidad para fortalecer vínculos o incluso, conocer otras personas y hacer nuevos amigos.

Opciones para todos

Para quienes tienen ritmos de vida ajetreados y sus horarios les impiden andar en bicicleta en exteriores, hay otras opciones disponibles como hacer spinning o usar la bicicleta estática. Esto es posible tanto en casa como en el gimnasio, aunque antes conviene conocer las diferencias entre ambas, con solo visitar somosbellas.com. Sin duda, andar en bicicleta es de las mejores opciones de transporte, entrenamiento físico, también para relajarse, disfrutar y cuidar la salud.